domingo, 10 de junio de 2012

BOCADITOS DE QUESO CON MERMELADA DE VINO


Estas últimas navidades, entre otras muchas cosas, los Reyes Magos me trajeron un paquetito lleno de cosas curiosas para la cocina (qué listos que son, cómo saben que me encantan estos enredos…). En fin, la cuestión es que una de esas cosas curiosas fue un bote de mermelada de vino, que aún no había tenido la oportunidad de probar.
Ayer tuve una cenita con unos amigos, y recordé que la mermelada estaba en mi despensa, y era el momento de dar cuenta de ella. Leí que una forma de tomarla era acompañando a algún queso, así que se me ocurrió que de esta forma podía quedar bien. Y así fue, el resultado es muy bueno.


Ingredientes:
  • Pan de molde sin corteza.
  • Queso cremoso (de cabra, camembert, Philadelphia,…).
  • Mermelada de vino.

Elaboración:
  • Aplastar con un rodillo las rebanadas de pan de molde.
  • Poner una rebanada en el fondo de un tupper y untar con el queso, añadir después mermelada.
  • Poner otra rebanada encima y volver a untar con el queso primero y con la mermelada después.
  • Repetir la operación tantas veces como queramos.
  • Cerrar el tupper y guardar unas horas en el frigorífico. Convienen que el tupper tenga la profundidad del grosor que queramos preparar, así, al cerrarlo, quedará ligeramente apretado y ayudará a que quede más compacto.
  • Cortar y decorar al gusto.


Es muy fácil de preparar, en realidad es algo así como hacer un sándwich de queso con mermelada, pero queda mucho más curioso, no?  En unos minutos podéis tener un original canapé!!

Ésta es la mermelada de vino con la que he hecho la receta.  Está muy rica, y además es muy aromática, desprende un olor a vino que es estupendo. Se puede usar para tomar con un queso fuerte, un paté, o lo que más nos guste.


Si es que de la Ribera del Duero no puede salir nada malo!!!!!!




En la cena de ayer, mi amiga Martina (una artista repostera de la que ya os he hablado en alguna ocasión) trajo estos deliciosos pastelitos. Tienen buena pinta, verdad? Pues lo mejor es que están de muerte, la masa buenísima, y el relleno… una trufa que quita el sentido!


Hoy vuelve a ser un día de esos en los que echo especialmente de menos vivir cerca de la familia! En fin, no nos pondremos tristes, como muy bien dice mi madre: “no importa la cantidad, sino la calidad”, aunque claro, lo bueno sería poder tener las dos cosas, no?

Aunque no haya podido ir a comer contigo, me tomaré ahora mismo un café a tu salud!!

Felicidades mamá!!!!!
Y que cumplas muchos más!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario!!