miércoles, 24 de agosto de 2016

PASTEL DULCE DE CALABACÍN Y ALMENDRAS


Las vacaciones van llegando a su fin... 
Es verdad que aún me quedan unos días, así que seguiremos disfrutándolas, aunque ahora ya en casita y volviendo a la rutina poco a poco.

Han sido unos días estupendos... empezamos con la cita anual con el trío la la la, geniales, como siempre; seguimos en buena compañía por el norte de Portugal, con las mejores clases de aquagym, y risas y buenos ratos garantizados; continuamos poniéndome al día con la gente a la que quiero y tengo lejos, dando deliciosos paseos, disfrutando de un rico arroz, del tiempo, sobremesa, compras y locura dentro de un probador con mis queridas amigas, celebrando comida con amigos a los que no veía desde hace muchos años, asistiendo a una divertidísima cata de cervezas, achuchando a mis pitufas, compartiendo momentos especiales en familia... y terminamos con las primeras cenitas en mi patio, aprovechando para disfrutar leyendo, volviendo a la rutina muy poquito a poco,... y poniendo el contador a cero, empieza la cuenta atrás para la próxima escapada!!

La receta de hoy es un pastel fácil de hacer y, por supuesto, delicioso.
Una receta parecida la vi por internet, perdón, pero ya no recuerdo dónde. Después modifiqué los ingredientes, para que quedara totalmente a mi gusto (la original también estaba deliciosa, eh!).

Ingredientes:
  • 500 gramos de calabacín (sin pipas y pelado). 
  • 250 gramos de azúcar (que usaremos en tres veces: 100 + 100 + 50). 
  • 120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. 
  • 3 huevos grandes. 
  • Ralladura de un limón. 
  • 220 gramos de harina. 
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo. 
  • 30 ml de leche (cuatro cucharadas soperas). 
  • Almendras laminadas o troceadas.
 Elaboración:
  • Pelamos los calabacines y quitamos las pepitas. Los rallamos y colocamos en un recipiente junto con 100 gramos de azúcar. Mezclamos bien y dejamos macerando durante, al menos, una hora. Pasado este tiempo, el calabacín habrá soltado gran parte del agua que tiene. Lo escurrimos y reservamos. 
  • Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos el molde que vamos a utilizar, engrasando con mantequilla  y espolvoreando un poquito de harina. 
  • Mezclamos la mantequilla con 100 gramos de azúcar, y batimos hasta conseguir una masa esponjosa. 
  • Añadimos los huevos, uno a uno, mientras seguimos batiendo. 
  • Incorporamos la ralladura del limón y la leche. 
  • Añadimos la harina y la levadura tamizadas poco a poco, y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea. 
  • Colocamos la mezcla en el molde, alisando un poco con una espátula y, sobre ella, el calabacín que teníamos reservado. Espolvoreamos los 50 gramos de azúcar que nos quedan y, a continuación, la almendra. 
  • Horneamos durante 40 minutos. Pasado este tiempo, comprobamos que el bizcocho está listo pinchando con un palillo. Ya sabéis que el tiempo del horno es orientativo, cada uno deberá ir probando en el suyo.
  • Dejamos enfriar y… a disfrutar!!

Esta receta ha sido la compartida este año en nuestra querida Entrepinares. 
Muchas gracias a Cristina y David por todo el trabajo realizado. Como siempre, espectacular!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario!!