domingo, 14 de diciembre de 2014

POLVORONES DE CHOCOLATE


Ayer nos confesaba una amiga que se acababa de comprar unas botas de tacón, en un impulso un tanto irracional, porque ella, apuntaba, nunca usa tacones. Ella lo argumentaba pensando que cuando quieres verte mejor, un tacón lo arregla todo ;)

Pues eso mismo me ha pasado a mí... no me gustan los polvorones, pero ayer, casi sin pararme a pensarlo mucho, me puse manos a la obra a prepararlos. Supongo que en mi caso el impulso irracional tiene su justificación en el hecho de que este año no termina de despertarse en mí el espíritu navideño... no he puesto ni el árbol en casa, con lo que me gustan a mí esas cosas...

Pesé los ingredientes, preparé la masa, corté los polvorones, los horneé... y cuando los he probado (un trocito de uno, que no soy yo muy golosa), creo que la magia ha empezado a funcionar... comienzan a sonar villancicos de fondo en mi cabeza, me va apeteciendo eso de celebrar la Navidad, estoy a punto de abrir la caja de los adornos... y hasta me van a gustar los polvorones!!!

Hay muchas recetas de polvorones por ahí, pero en realidad no varían mucho. Todas llevan harina, almendra molida, manteca de cerdo, azúcar glas y algo para aromatizar y dar sabor. Éstos son de chocolate, muy fáciles de hacer, y seguro que si los probáis no os vais a arrepentir.

Ingredientes (para unos 12 polvorones):
  • 200 gramos de harina.
  • 50 gramos de almendra molida.
  • 60 gramos de azúcar glas.
  • 90 gramos de manteca de cero.
  • Una cucharada de anís.
  • Una cucharada  cacao en polvo (tipo puro Valor).
  • Azúcar glas para espolvorear después de hornear.
Elaboración:
  • Empezamos precalentando el horno a 140 ºC, mezclando la harina con la almendra y colocándo esta mezcla en una bandeja de hornear.
  • Horneamos la harina y la almendra durante 30 minutos, moviendo cada 10 minutos con una cuchara o una varilla, para que toda la mezcla se tueste por igual.
  • Sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríe la mezcla por completo.
  • Colocamos la harina y la almendra en un bol, y añadimos la manteca a temperatura ambiente y el resto de los ingredientes.
  • Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado. Da la sensación que queda un poco terroso y no se unirán, pero al final quedará todo bien integrado. Envolvemos en film transparente y reservamos en el frigorífico durante una media hora.
  • Estiramos la masa con ayuda de un rodillo hasta tener aproximadamente un centímetro y medio de grosor. Cortamos y colocamos en una bandeja de horno, con papel vegetal.
  •  Precalentamos el horno a 180 ºC, y horneamos durante unos 25 ó 30 minutos.
  • Una vez horneados, sacamos la bandeja con mucho cuidado, ya que ahora conviene no tocar los polvorones porque es el momento más delicado. Aún templados espolvoreamos azúcar glas por encima, y dejamos que se enfríen del todo sobre la bandeja, sin tocarlos.

Podemos envolverlos en papel de seda, o guardarlos en una lata. 

Espero que os gusten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario!!